Descubre si tu mascota tiene problemas de obesidad y cómo controlarlo

4 Septiembre, 2017 - Marta Benayas

facebook whatsapp

Mala alimentación, falta de ejercicio, tu mascota cada vez lleva una vida más sedentaria, le cuesta moverse, sólo piensa en comer… ¿Te suena? La obesidad no es sólo un problema reservado a los humanos, los animales domésticos también pueden padecerla, y aunque parece un problema fuera de lo común, es más habitual de lo que piensas.

Muchos piensos para animales están concebidos para que las cantidades sean medidas antes de alimentar a nuestra mascota. Pero si lo pensamos detenidamente, muy poca gente se para a controlar y pesar las cantidades de alimento antes de dárselas al perro. ¿El resultado? Grandes ingestas de comida calórica, que sin el ejercicio adecuado no son ‘quemadas’, y que tiene como consecuencia el sobrepeso en nuestra mascota.

Cuando tu mascota esté a dieta tienes que ayudarla y apoyarla (Istock)

Cuando tu mascota esté a dieta tienes que ayudarla y apoyarla (Istock)

Si notas que tu fiel amigo peludo ha ganado un poco de peso y que ya no se mueve tanto como antes, o incluso detectas que su estado de ánimo es un poco bajo, tal vez estés ante un problema de sobrepeso que puede desembocar en algo más serio como un trastorno de obesidad en tu mascota.

¿Qué puedo hacer?

En este caso, lo primero que debes hacer es acudir a tu veterinario para que mida y pese a tu animalito y pueda detectar posibles problemas de alimentación. Lo más probable es que te recomienden utilizar un pienso dietético que ayude a tu mascota a perder esos ‘kilitos de más’. Aunque sea tu perro o gato el que esté a dieta el proceso va a ser cosa de dos, sin tu ayuda el animal no logrará adelgazar, debes tenerlo muy presente.

La constancia es fundamental (Istock)

La constancia es fundamental (Istock)

Una vez que hayáis comenzado juntos la dieta has de ser estricto. Por mucho que tu mascota te pida otra comida o si se niega a comerse la suya, has de ser firme y no ceder. Al final acabará acostumbrándose a su nuevo pienso, además en los últimos años se han desarrollado variedades muy sabrosas y nutritivas. Tampoco utilices ‘snacks’ o chuches para recompensarle cuando haga algo bien, en su lugar utiliza trocitos de pavo para premiarle. Este alimento además de ser rico en proteínas, sacia y tiene muy pocas calorías.

La constancia, la clave

Una buena dieta no da tan buenos resultados como podría si no se complementa con ejercicio. No lo dudes y ve con tu mascota a dar largos paseos, además de ayudarla a adelgazar reforzaréis vuestros lazos afectivos.

Cada tres semanas o una vez al mes para que supervise cómo va la dieta y así podáis lograr tu mascota y tú vuestro objetivo lo antes posible sin dificultades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.