Cómo asear correctamente a tu conejo

17 Noviembre, 2017 - Marta Benayas

facebook whatsapp

El conejo es, junto a los perros y gatos, uno de los animales de compañía preferidos por las personas que tienen una mascota en su casa. No requiere cuidados especiales ni tanta dedicación como la que se debería tener, por ejemplo, con un perro. Pero que no sean tan ‘tiquismiquis’ no significa que no haya que tener en cuenta unas pautas a la hora de cuidarlos. En este artículo vamos a centrarnos en cómo asear correctamente a tu conejo. Muchas veces, el desconocimiento evita que nuestra mascota esté completamente limpia.

Los conejos son animales muy pulcros, por lo que no hay que lavarlos con tanta frecuencia como a otras mascotas. Te dejamos algunas pautas que seguro que te ayudarán.

Lo primero, la limpieza de la jaula

El conejo pasa gran parte de su tiempo dentro así que es fundamental que la mantengas limpia y que cambies con regularidad la paja y la arena que hay dentro. Si la mantienes en buen estado, notarás que se ensucia menos.

No lo bañes

Lavar a un conejo es muy sencillo si se sabe cómo. Si has pensado en darle un ‘baño tradicional’ te recomendamos que no lo hagas. Causará una situación de estrés muy fuerte al animal que podría incluso producirle un ataque al corazón.

Mantener a tu conejo limpio es muy fácil (Istock)

Cepíllalo cada tres o cuatro días

Lo más adecuado es que cepilles a tu conejo con un peine especial para ello. Debes incidir en las zonas en las que haya restos de materiales de su casa o veas que están más ‘sucias’.

Champú en seco

Para los conejos existen unos polvos especiales para eliminar la suciedad. El procedimiento de limpieza es muy sencillo: Aplica los polvos sobre el conejo, déjalos actuar unos minutos y a continuación elimínalos con un buen cepillado a favor y en contra del crecimiento del pelo. Repite el proceso si ves que no ha quedado completamente limpio. Recuerda tener cuidado con los ojos, la nariz y la boca de tu conejo para que no le entre nada

Mantén su pelo a raya

Si tu conejo tiene el pelo corto, el pelaje no debe medir más de 3 o 4 centímetros. Si tiene el pelo largo deberás consultar a tu veterinario cuál es la mejor largura de su pelo.

Alíate con un rastrillo

En las zonas en las que el pelo esté muy enredado, mejor utiliza un rastrillo, con él podrás eliminar los nudos más rebeldes.

Contra las manchas rebeldes, maicena

Aplícala directamente donde esté la mancha, pero sin aplicar agua. Déjala actuar unos minutos y elimínala con un paño. Si es estrictamente necesario y ves que tienes que usar agua, humedece el paño y cuando frotes al conejo asegúrate de que no frotas su piel.
Cuando seques el pelo, utiliza un secador, mantenlo a una distancia de unos 20 centímetros y con el aire templado (vigilando que no esté muy caliente para tu conejo).

Como ves, mantener al conejo limpio es muy fácil. Lo importante es tener claro el procedimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.