8 formas de proteger a tu mascota del frío

14 Noviembre, 2017 - Marta Benayas

facebook whatsapp

Los animales domésticos, ya sean perros o gatos, tienen una capa de pelo protectora que les sirve para aguantar mejor las bajas temperaturas. Pero aunque su piel y pelo sean diferentes al nuestro, eso no significa que no sientan frío. Estos ‘pequeños peludos’ viven a ras del suelo y allí la temperatura es más baja (recuerda que el aire caliente pesa menos que el frío, por lo que sube hacia arriba y el de menor temperatura, más denso, baja). En muchas ocasiones damos por hecho que nuestras mascotas gracias a su pelaje están exentas del frío, pero nada más lejos de la realidad.

No todas las razas de perros y gatos lo sienten igual. Los que tienen el pelo corto y fino son más sensibles mientras que si tu peludito tiene un pelo fuerte y largo su capa protectora será mayor. Algunos tipos, como por ejemplo el chihuahua, tienen fama de ser frioleros, mientras que, por ejemplo, un pastor alemán, no lo es tanto.

Podemos tomar una serie de medidas para que nuestros fieles amigos vivan cómodos y felices durante estas fechas, sin tener que estar sufriendo las heladoras temperaturas características de la época.

Controla si tu mascota puede estar pasando frío (Istock)

Acondiciona su casa

Seguro que tu mascota tiene su ‘zona de recreo’, es decir, esa esquinita en la que colocas su casa junto a algunos de sus juguetes. Te recomendamos que tengas dos casitas, una para invierno, cubierta, y otra para verano, tipo cuna, sin techo. Tu peludito estará resguardado del frío.

No te olvides de las mantas

Ya sea en su cuna o en la casita, coloca mantas en el suelo para que no noten el contraste de temperatura. Además, a los perros y gatos les encanta escarbar y hacerse un ovillo dentro. Coloca varias en algunos rincones de la casa, estará en la gloria.

Los radiadores se convertirán en tus aliados

Sitúa su casita cerca de uno, te aseguramos que tu mascota no se moverá de allí.

Bolsas de agua caliente

Si notas que tu mascota tiene frío, y por mucho que coloques la casita cerca del radiador no se le pasa, coloca una bolsa de agua caliente en su casita. ¡No falla!

Ropa para animales

Los jerséis o abriguitos para perros o gatos son muy útiles en estas fechas, sobre todo si tu mascota es friolera. Si notas que cuando sales a la calle con tu perro éste no hace más que temblar quizás deberías ponerle uno. Incluso en casa un polar fino hará las delicias de los más delicados. Si vais a salir a la nieve sería conveniente que le pusieses unas botas para proteger las almohadillas de sus patitas.

Tus peluditos estarán de lo más calentitos (Foto: Marta Benayas)

La higiene, fundamental

Cuando bañes a tu perro hazlo con agua templada, nunca fría, y asegúrate de secarlo bien antes de salir. Puedes poner un calefactor en el baño para que no se congele durante el momento del ‘acicalamiento’. Mantén su pelo bien peinado y desenredado y, si tu mascota es de pelo largo, córtale la zona de alrededor de las pezuñas para evitar que cuando salgáis a la calle se le quede fría (e incluso mojada).

Vigila la salud de tu perro

Si notas que se ha refriado y que no respira como debería, llévalo al veterinario.

Los paseos, mejor de día

Si no queda otro remedio y tienes que sacarlo de noche, procura que nos sea un paseo larguísimo. De día la temperatura es más alta, y si tu mascota es friolera, no lo notará tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.