Razones de la conducta territorial en perros

22 junio, 2020 - Maria Aguirre

No todos los perros son igual de territoriales, como tampoco son iguales todos los seres humanos. Hay un componente cultural y también genético decisivo en ambas cosas, pero lo cierto es que la conducta territorial sí es común en muchos canes. En algunas razas se presupone que es parte de su ADN, y en otras sorprende más, sobre todo cuando se da de forma desigual entre sus individuos. Es en estos casos donde hay que prestar atención a otros detalles más concretos que las características de su raza y que otras cuestiones generales como el instinto, que evidentemente también es un componente decisivo en la territorialidad de los perros.

Su instinto de supervivencia les hace proteger lo que es suyo (Foto: iStock)

Castración

Los animales castrados no muestran el mismo comportamiento territorial que aquellos que compiten por las hembras. Esto es así en más animales, no solo en los perros, pero desde luego es un motivo de peso en si un perro es o no territorial.

Agua y comida

Se puede ver sobre todo en los individuos callejeros o con vidas en semilibertad, donde toca pelear más por los recursos que si está 100% atendido en un hogar. De nuevo, es una conducta general en la naturaleza, tiene mucho que ver con el instinto, pero no por ello debemos olvidarnos de ella al hablar de las razones de una conducta territorial en los perros.

Por protección

Ya sea con sus crías en el caso de una hembra, por defender sus recursos o por salvaguardar aquello que el perro considere propio. De nuevo, es un motivo relacionados con aspectos como el instinto, que puede derivar en distintos comportamientos; uno de ellos, el exceso de protección y, por ende, en una conducta territorial.

Problema de socialización

Esto suele tener que ver con una educación del perro inadecuada o con alguna mala experiencia en el pasado. Como en las personas, la vida deja huella en los perros, y esa huella tiene sus consecuencias en el futuro. Si son negativas, una de las formas en las que se notará en su conducta, más agresiva y territorial que si su pasado está repleto de experiencias positivas en sociedad. Podríamos dividir este punto entre malos tratos, físicos o psicológicos, y educación incorrecta porque las consecuencias no tienen la misma dimensión en uno y otro caso, pero al fin y al cabo ambos pueden generar una fobia en el animal a compartir su espacio.

Si el perro tiene problemas para la socialización es probable que marque más su territorio (Foto: iStock)

Celos

Esto puede ser un factor decisivo si la conducta territorial aparece en individuos que conviven con otros perros en el mismo espacio, y si hay rivalidad por una hembra más todavía. Hay que prestar atención a dicha convivencia, sobre todo durante los primeros compases, para que todo se encamine en la dirección correcta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.