Mitos y verdades sobre los pitbull

19 febrero, 2018 - Marta Benayas

Las razas de perros que pertenecen a la familia de los pitbulls siempre han generado curiosidad y polémica sobre su carácter. Algunos califican a estos perros de agresivos y peligrosos, uno de los motivos principales que hace muchos no se atrevan a tener uno por eso. Nada más lejos de la realidad, hay mitos sobre esta raza de perros que vamos a explicarte a continuación para que descubras que los pitbull no son como muchos nos quieren hacer creer.

No están ‘diseñados’ para pelearse

Los pitbull fueron utilizados en las peleas de perros en el siglo XIX, de ahí que se crea que es una raza muy agresiva, esos perros estaban adiestrados para atacar en el enfrentamiento, pero en la vida cotidiana no son así. El pitbull es un perro muy sociable con las personas y de ahí que fuese el preferido de las familias ricas de la época para hacer compañía a sus hijos en casa.

Su anatomía genera mucha curiosidad

Es una raza de perro a la que rodean muchas historias sobre su fisionomía, ni tienen un cerebro gigante que crezca más de lo que pueda abarcar su cráneo ni su mandíbula tiene más fuerza que la de un tigre o un león. Sí, son animales fuertes, pero la historia del cerebro simplemente es algo que fisiológicamente no podría ocurrir, como la fuerza que se le atribuye. De ser verdad que posea una mordida así sería imposible adiestrarlo.

No son sociables

Depende totalmente de la educación que haya recibido, un pitbull puede mostrarse un tanto agresivo con otros perros por miedo, pero no significa que vaya a serlo con todo lo que se le ponga por delante. Esta raza distingue perfectamente entre personas y animales y que en un momento determinado haya tenido un enfrentamiento con otro animal no significa que vaya a pasar lo mismo con personas.

La educación lo es todo

Hay que tener en cuenta que la raza pitbull se emplea en peleas, y muchos dueños lo que quieren precisamente es que el animal desarrolle un comportamiento agresivo. Hay que tener mucho cuidado con esto, porque si se educa para que sea así después nos va a resultar muy difícil que cambie su personalidad, esto sucederá con perros de cualquier raza.

La personalidad que desarrolle el pitbull dependerá en gran medida de cómo se le haya adiestrado y educado desde su nacimiento

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.