Los 8 problemas más comunes en los Bulldogs francés

4 mayo, 2020 - Maria Aguirre

Aunque la fiebre por el bulldog francés no es la de hace un lustro, sigue siendo una de las razas favoritas en los hogares españoles. Raro es que alguien no tenga a algún allegado, familiar o amigo, que tenga adoptado uno de estos animales de estética tan especial, con ese hocico chato y oscuro, cuerpo fuerte y compacto y patas cortas, con una mirada que engancha y unas orejas traviesas inconfundibles. Desgraciadamente, como ocurre con otras muchas razas, es un perro con predisposición a sufrir algunas enfermedades hereditarias y otras patologías que pueden poner en riesgo su salud.

El síndrome del perro braquiocefálico es muy común en esta raza (Foto: iStock)

El encanto del bulldog francés es tal que también está muy extendido otros países europeos, como es el caso de todos los que conforman el Reino Unido. Allí se hizo un estudio hace varios años a cargo del Royal Veterinary College que se publicó posteriormente en la revista Canine Genetics and Epidemiology es el que, al investigar en más de 2 200 individuos de esta raza, se descubrió que las infecciones de oído, la diarrea y la conjuntivitis eran los tres problemas de salud más comunes en ellos.

Sin embargo, ninguno de estos es tan grave a priori como la tipología del talón de Aquiles del bulldog francés, sus sistema respiratorio. Sus características físicas, en concreto las del hocico achatado y la forma plana de la cara, tienen mucho que ver en que en dicho estudio un porcentaje alto de los perros estudiados sufriera problemas de índole respiratoria. Esto, de hecho, es ampliamente conocido entre los amantes de estos perros, y cualquiera que haya tenido uno cerca sabe que su respiración no transmite nunca buenas sensaciones: es fuerte, incluso roncan, y poco natural, nada fluida.

Técnicamente, la enfermedad más habitual de este tipo en los bulldog francés es el síndrome del perro braquiocefálico, que en el peor de los casos puede llegar a obstruir las vías respiratorias. En cualquier caso, no afecta igual a todos los individuos de esta raza. Este síndrome, que es común en todas las razas con las características físicas de la cara mencionadas, está relacionado con un riesgo mayor de padecer golpes de calor y problemas en el aparato digestivo porque son perros que no suelen deglutir bien lo que comen. Por ello, es relativamente habitual, por ejemplo, que vomiten, y también, como alerta el estudio británico del que nos hemos hecho eco al comienzo del texto, las colitis están a la orden del día en estos canes.

Su morfología provoca que tengan problemas en la columna vertebral (Foto: iStock)

Por último, la particular morfología del bulldog francés hace que también estén extendidos entre los individuos de esta raza los problemas en la columna vertebral. Las hernias en los discos y las malformaciones en esta zona pueden aparecer con cierta asiduidad en estos perros, provocándoles sobre todo dolores en la zona y limitación de su movibilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.