Los 5 momentos más absurdos de 'El Encantador de perros'

21 Diciembre, 2017 - Marta Benayas

facebook whatsapp

Cesar Millán, el adiestrador de animales mexicano más famoso de la televisión, alcanzó la fama con el programa ‘El encantador de perros’, un formato que seguro que todo el que tiene una mascota conoce. Con un ‘don’ para comunicarse e interactuar con los animales, este mexicano residente en los Estados Unidos se lanzó en el 2004 al mundo de la televisión con un programa que en poco tiempo ganó una audiencia tan apabullante como inesperada. Un ‘show’ en el que Millán trata con perros traumatizados o agresivos para rehabilitarlos y conseguir que se conviertan en animales felices, sanos y cariñosos.

Cesar Millán con uno de los perros a los que ha adriestrado (Vimeo)

Cesar Millán con uno de los perros a los que ha adriestrado (Vimeo)

El programa comenzó a emitirse en Estados Unidos en el 2004 y con más de 130 capítulos a sus espaldas sigue teniendo una legión importante de seguidores. Es emitido en más de 80 países y tal ha sido su éxito que César se ha lanzado al mundo de la escritura y ha publicado varios libros sobre el tema.

Un programa de este tipo cuenta con el factor ‘animal’, es decir, por mucho que se intente adiestrar a un perro nunca sabes con certeza si tu método va a tener éxito y si la mascota te va a hacer caso y a actuar como quieres. Hay algunos momentos que nos ha dejado el programa bastante ‘absurdos’ que queremos recordar.

El enfrentamiento con la labradora Holly

Millán intenta adiestrar a esta labradora tan agresiva y le pone comida en un cuenco cuando Holly, que así se llama la susodicha, le da un brutal mordisco que provoca que Millán comience a sangrar. El encantador de perros le propina un ‘puñetazo’ correctivo para educar al animal y que no lo vuelva a repetir, un hecho que desató una gran polémica.

La rehabilitación de Gavin

Gavin es un tierno labrador que se dedicaba a ser perro policía y quedó traumatizado tras vivir dos huracanes. Millán, además de encariñarse con él, para su ‘recuperación’ empleó métodos de lo más novedosos. Uno de ellos consistía en hacer correr al perro en una cinta estática con la grabación del sonido que tanto miedo le daba, otro, flotar en una piscina. Verlo resulta, cuanto menos, gracioso.

Simon, el bulldog que mordió a un cerdito

En el episodio 911 Millán intenta adiestrar a Simon, un bulldog con ataques de agresividad repentina. Mientras estaban rodando el bulldog se escapó y mordió en la oreja a uno de los cerdos de la granja en la que vivía, lo que desató todo tipo de comentarios e hizo que Millán fuera acusado de maltrato animal. Nada más lejos de la realidad, al final Simon logró ser adiestrado y se encariñó con el cerdo al que previamente atacó.

Los perros ‘hiperactivos’

¿Qué puedes hacer cuando tienes tres perros, uno de ellos es ‘hiperactivo’ y contagia al resto con su energía? La dueña de estos tres ‘locos peludos’ recurrió al encantador de perros para intentar apaciguar la energía de uno de sus canes. Una situación que vista desde fuera resulta de lo más curiosa y que nos recuerda a una clase de parvulario, cuando ‘el niño más revoltoso’ tiene que tomar ejemplo de ‘los niños buenos de la clase’.

Cesar Millán sorprende a todos con Carrie, la perrita bailarina

Internet cayó rendido a los pies de Carrie, una labradora que bailaba salsa a la que su dueño no dudaba en llevar a los platós de televisión para que mostrarse sus dotes artísticas. Como broche de oro a la historia de Carrie podemos ver cómo da una sorpresa a Cesar y le sorprende en su casa, ambos graban un video bailando que se viralizó en cuestión de horas.

Y tú, ¿recuerdas algún otro momento memorable de este programa?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.