San Bernardo (Istock)

5 noviembre, 2018 - Marta Benayas

San Bernardo

Su gran tamaño lo convierten en una raza imponente, pero nada más lejos de la realidad. El San Bernardo es una raza tranquila y relajada a la que le gusta jugar y recibir cariño de los suyos. Una elección muy acertada sobre todo si buscas un compañero con el que compartir los días sin ningún tipo de incidente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.