Cómo evitar que el pelo de tu perro se ensucie con facilidad

14 Agosto, 2017 - Marta Benayas

facebook whatsapp

Los perros son como los niños, les encanta jugar y su última preocupación es saber si se manchan o no. Si tu mascota tiene el pelo largo seguro que estarás acostumbrado a tener que quitarle prácticamente cada día enredos y nudos en el pelo. Eso sin hablar de la suciedad -o cómo las patitas cambian de color en cuanto sale a la calle- que acumula día tras día.

La suciedad en el pelo de tu perro es uno de los problemas que más preocupan a los dueños, ya sea de perros con pelo largo, corto, grandes o pequeños. ¿Te suena de algo? La frecuencia con la que debes lavar a tu perro es de unas tres semanas, aunque siempre hay excepciones. Hay una serie de trucos y rutinas que puedes incorporar a la vida diaria de tu mascota para prolongar la ‘limpieza’ de su pelo y así no tener que estar pendiente a todas horas.

1. Evita los focos de suciedad

Cuando vayas de paseo con tu perro si es de los que adora meterse en los charcos y barrizales tendrás que enseñarle que eso no es un juego. Al principio será difícil, pero poco a poco se habituará.

Los charcos, ese gran enemigo (Istock)

Los charcos, ese gran enemigo (Istock)

2. Las toallitas húmedas se convertirán en tus aliadas

Cuando volváis de pasear pásale una toallita húmeda por el cuerpo, las toallitas de bebé son muy efectivas porque no tienen alcohol, por lo que no dañan el pelaje de tu perro. Son el recurso perfecto para quitarle ese pequeño polvo y suciedad al volver de la calle. No te olvides de insistir en los genitales del perro para que no se le irriten. No te olvides de frotar sus ojos delicadamente con agua templada en un poco de papel para evitar que se le obstruyan los lacrimales, algo muy común en todas las razas de perros.

3. Utiliza un champú blanqueador

Este tipo de champús – que cuando los aplican suelen tener un tono azulado- son muy buenos para limpiar en profundidad a tu mascota, con este tipo de productos el pelo le durará limpio más tiempo. Aunque eso no evita que tengas que tener cuidado de que no se ensucie

4. Cepíllale el pelo cada dos días

Si le cepillas el pelo a tu perro le quitarás la capa de polvo y suciedad más superficial que tenga y además le ayudarás a eliminar el pelo muerto. Los granitos de arena o hierbajos desaparecerán, y si al finalizar le pasas la toallita húmeda mejor que mejor. Si tu perro tiene el pelo corto utiliza cepillo de cerdas gruesas y un poco más duras, y si tu perro tiene pelo largo usa un cepillo de cerdas más lisas y suaves.  El cepillado es muy importante cuando queremos mantener a nuestra mascota limpia, recuérdalo.

El cepillado puede convertirse en tu gran aliado (Istock)

El cepillado puede convertirse en tu gran aliado (Istock)

5. Alíate con el champú en seco

¿Sabías que existen también para perros? Los champús en seco te resultarán muy útiles en el caso de que quieras eliminar manchas superficiales que dan color al pelaje de tu perro.

6. Mantén tu casa limpia

Y con el menor número de ‘trastos acumulados’ posible. Piensa que cuantos menos lugares tenga el perro donde restregarse y frotarse menos podrá ensuciarse, y tu casa es el lugar en el que pasa la mayor parte del día.

Si sigues estos consejos notarás que tu amigo peludo no se ensucia tan rápido. Todo es cuestión de adquirir una serie de hábitos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.