5 consejos para evitar la leishmaniosis en tu mascota

21 Septiembre, 2018 - Maria José Sánchez Palomo

facebook whatsapp

La leishmaniasis o leishmaniasis es una enfermedad infecciosa que puede provocar la muerte de nuestros mejores amigos. Esta, provocada por un paraíso microscópico, es una de las patologías más graves a la que hay que enfrentarse cuando se tiene animales de compañía en casa. En nuestro país, la prevalencia de esta enfermedad es superior al 70%, con especial incidencia en las regiones más cálidas de España y durante los meses de más calor, de ahí que sea fundamental tomar cartas en el asunto para evitar que nuestros perros se contagien.

El tratamiento es complejo, costoso y crónico, por lo que la recomendación es poner todo de nuestra parte para evitar que tu mascota se enferme de leishmaniasis. A continuación te presentamos cinco consejos para que tu peludo no caiga en las garras del Leishmania infantum, el parásito que causa esta enfermedad infecciosa. 

1. Hay que evitar la picadura del mosquito flebotomía a toda costa, pues este es el que porta el parásito. Para ello, existen varias soluciones en el mercado. Una de las más eficaces es el uso de pipetas y collares repelentes de insectos. Es importante aplicar el tratamiento con la regularidad que cada producto exija. De nada va a servir ponerle una pipeta este mes si el siguiente, si así le estuviera prescrito, se nos va a olvidar.

2. Instalar mosquiteras e impregnarlas de repelente. Como ya apuntábamos, la clave es conseguir que los mosquitos no piquen a nuestras mascotas. Usa mosquiteras en ventanas y puertas o en la zona donde suela estar tu mejor amigo para que esos insectos no puedan atacar.

3. Esos mosquitos son especialmente activos por la noche, parecen salir al caer el sol, como los vampiros. La verdad es que la comparación es perfecta, porque no hacen sino chupar la sangre de nuestros peludos y contagiarlos si portan el parásito. Evita sacarlo a pasear por las noches. En verano es complicado pero es que en ello puede ir la vida de nuestros peludos así que se firme, especialmente como decimos en temporada estival, que es la época con mayor incidencia de esta enfermedad. 

4. Vacunas específicas. Haberlas haylas, por lo que debes consultar con tu veterinario por si fuera pertinente vacunar a tu animal de compañía. 

5. Detección precoz. Cuanto antes detectes posibles señales de contagio, mejor. Más fácil será actuar. Entre los síntomas más evidentes y frecuentes de la leishmaniosis está la pérdida de peso severa y pérdida del apetito, diarreas, vómitos, sangrado por la nariz, alopecia, heridas en la piel –especialmente en patas y cabeza–, crecimiento excesivo de las uñas y rotura de la piel de las almohadillas y de los labios, entre otros. Una vez consideres que algunas de estas señales se están manifestadora acude rápido a tu veterinario de confianza para que pueda diagnosticar y tratarlo, si fuera necesario.

2 respuestas a “5 consejos para evitar la leishmaniosis en tu mascota”

  1. Concepcion dice:

    Porque sólo los perros pueden coger ésta enfermedad y los gatos no?

    • Maria José Sánchez Palomo dice:

      La leishmaniasis en gatos también se genera, lo que ocurre es que es bastante menos frecuente y conocida que en perros. Gracias por participar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.