4. Víbora de la muerte (iStock).

28 octubre, 2018 - Maria José Sánchez

La acanthophis no es una víbora pero se la conoce así por su parecido con ese tipo de reptiles. Habitan en Australia y Nueva Guinea y suelen yacer escondidas para sorprender a su presa. Las atraen hacia sí y después terminan con ellas. Su mordedura puede causar parálisis, leve en un principio pero pudiendo llegar a causar la muerte al ser vivo al que ataque por un paro respiratorio completo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.