Cómo cuidar a mi cacatúa

12 Enero, 2018 - Maria Aguirre

facebook whatsapp

La cacatúa ninfa es uno de los loros más comunes como mascota. Su belleza hacen de ella una gran atracción para los amantes de las aves, que no dudan en adoptar una si tienen la oportunidad. Si no es la primera vez con un pájaro de estas características en casa, la experiencia suele resultar sencilla, pero no es fácil afrontar el cuidado de una especie como la cacatúa sin tener ningún tipo de experiencia previa. Por eso, aquí te detallamos algunos consejos para saber cómo cuidarla:

Necesita libertad

La cacatúa, como cualquier ave, necesita la mayor libertad posible. Por eso, son mascotas que requieren de bastante dedicación, ya que debemos regalarles en la medida de lo posible tiempo fuera de su jaula. Para ello, por supuesto, debemos mantener un espacio cerrado adecuado y supervisarlas todo el rato.

Jaulas espaciosas

Hay un debate en torno a mantener a las aves o no en jaulas pero la realidad es que no habría forma de controlar la actividad de las aves si no como mascotas si no es compaginando los ratos de tiempo libre con los de permanencia en la jaula, especialmente por la noche. Lo mejor es que dispongas de una jaula lo más grande posible.

Un espacio amplio, con sol y la temperatura adecuada es lo mejor para el animal (Foto: iStock)

Adaptarse a ellas

Las aves, y especialmente las cacatúas, tienen personalidades distintas dentro de la misma especie, por eso no es bueno ceñirse a un ABC previo. Uno de los aspectos en los que hay que ser más flexible es el de la sala en el que debe estar más tiempo el animal. Por lo general, las cacatúas son animales sociables que preferirán estar en la sala de estar, pero es posible que la tuya se adapte mejor a espacios tranquilos. En cualquier caso, lo importante es estar atentos y adaptarse a lo que el animal parezca aceptar de mejor gusto.

Luz natural

Sea en la sala de estar o en una habitación, la luz natural es fundamental para el bienestar de estos animales. Es importante permitirle tomar el sol cada día de forma directa, abriendo una ventana por ejemplo, pero eso sí, intentar a la vez que tenga una zona de sombra en la jaula para que el animal pueda elegir si prefiere seguir al sol o descansar de la exposición directa al mismo.

Comida

La cacatúa necesita, como cualquier ser vivo, una dieta equilibrada y muy variada que cubra todas sus necesidades básicas de vitaminas, minerales, etc. Se alimenta de semillas y al igual que ocurre con la personalidad preferirá unas a otras dependiendo de sus gustos. Permítele probar y que coma variado. Y sobre todo infórmate muy bien previamente con tu veterinario, especialmente de las cantidades que necesita según su edad. Mucho cuidado al introducir cambios en la alimentación; siempre debe hacerse de forma gradual y con conocimiento previo sobre lo que se va a hacer.

Limpieza

Es fundamental para la salud del animal ser muy responsable con la limpieza de su hábitat. Las aves son animales sucios que manchan bastante sus jaulas por lo que es básico estar pendiente y asearla muy a menudo. Además, hay que cambiarle al agua a diario.

Hay que ser muy responsable con la higiene del ave y su hábitat (Foto: iStock)

Baño

Junto a la limpieza del hábitat es conveniente que el animal se bañe habitualmente. Puedes hacerlo de varias formas pero probablemente lo más cómodo para ambos sea incorporar un recipiente con agua dentro de la jaula que le permita hacerlo cuando ella quiera. Es importante cambiarla después de ser usada.

El sueño

Igual que hemos dicho que la cacatúa suele ser sociable, hacemos hincapié también en la importancia de que descanse al menos 10 horas sin que nadie la perturbe, ya que de lo contrario puede desarrollar cambios negativos en su carácter. Crea un ambiente tranquilo para que el animal se duerma a gusto, sin ruidos externos ni nadie que le moleste.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.