7 situaciones que estresan a tu gato y que deberías evitar

16 Marzo, 2018 - Julieta Areco Iglesias

facebook whatsapp

Los gatos son mascotas muy sensibles y pueden estresarse con facilidad. Reconocerás que tu gato está estresado porque suele marcar la casa, esconderse o acicalarse de manera compulsiva hasta incluso hacerse daño.

Este estrés perjudica el bienestar de tu mascota y puede incluso hacer daño a su salud, por ello, en cuando reconozcas estos síntomas y veas que tu minino no se comporta como suele ser habitualmente, acude al veterinario e intenta cambiar lo que está llevándole a ese estrés.

Te contamos las situaciones que más pueden estresar a tu gato para que intentes reconocerlas y evitarlas:

1. Otros gatos

En general, por instinto, los gatos creen que otros gatos van a invadir su territorio. Puede ser por la cercanía de gatos callejeros (en tu jardín por ejemplo) como la llegada de un nuevo amigo a la casa. Lo habitual es que si viven en la misma casa se peleen, para evitar esto, en el momento de la presentación, intenta que se conozcan de manera gradual y si se pelean, separarlos inmediatamente. También hay que tener en cuenta que la esterilización tranquilizará bastante al gato.

2. Cambios

En general los gatos son muy territoriales por lo que los cambios en su entorno no son de su agrado. Especialmente hay que tener cuidado en las mudanzas pues puedes llevarles un tiempo el adaptarse.

Lo más importante es que el felino entienda que se encuentra en un lugar seguro por ello intenta pasar tiempo con él, llévale sus cosas (rascador, cajón de arena…) y deja que explore la casa.

A veces los gatos pueden llegar a ser tan sensibles que no hace falta que cambies de casa para que se sientan estresados, simplemente con cambiar de muebles ya tendrían ansiedad. Lo más probable es que intente impregnar de su olor y marcar los nuevos muebles hasta que se acostumbre.

Las visitas también pueden ser motivo de estrés y miedo ya que su rutina se ve alterada por desconocidos.

3. Los viajesLos gatos lo pasan bastante mal en los viajes (iStock)

Los viajes  suelen estresar a los gatos, no suele gustarles el transportín ni los lugares desconocidos. Para que se habitúe al transportin es importante que lo acostumbremos desde pequeño y poco a poco.

Muchos gatos suelen sentirse ansiosos al visitar al veterinario principalmente por estar en un lugar que no conocen y estar expuestos a muchos olores de otros animales.

4. Los láseres

Algunas personas piensan que puede ser muy divertido jugar con láseres para los gatos pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que el gato se siente frustrado por no poder atrapar a su presa (recordemos que son cazadores natos) y esto le puede producir estrés.

5. No tener rasacador ni hacer ejercicio

Los rascadores son fundamentales para que el gato se desahogue, si no tiene uno puede que ataque otros muebles o que se comporte de forma ansiosa.

6. Los gritos

Los gatos suelen ser muy asustadizos (iStock)

Los gritos y los castigos pueden tener el efecto contrario al deseado pues estresan al gato y lo vuelven miedoso, lo cual no facilita la corrección de sus conductas negativas, sino que las incrementa. En general castigar a un gato sirve de poco.

7. Los ruidos

En relación con el punto anterior, los ruidos fuertes pueden asustar a los gatos y estresarlos. También si son ruidos constantes, por ejemplo hay gente que les pone collares de cascabel, lo cual provoca un efecto muy negativo en el felino.

 

2 respuestas a “7 situaciones que estresan a tu gato y que deberías evitar”

  1. Merche dice:

    Interesante información, tengo 4 gatos

  2. Merche Dana Moreno dice:

    Me gustan mucho los animales, tengo 4 gatos y 2 perros

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.