Alternativa para bañar a tu gato

28 Julio, 2017 - Julieta Areco Iglesias

facebook whatsapp

Los gatos suelen ser animales muy limpios y el hecho de que se pasen la mayoría del tiempo en casa hace que sean mucho menos propensos a ensuciarse que otros animales. Sin embargo y a pesar de que suelen limpiarse solos, a veces es necesario darles una ayudita con su higiene.

Los gatos son animales muy limpios pero necesitan sus cuidados (Pixabay)

Los gatos son animales muy limpios pero necesitan sus cuidados (Pixabay)

Tener una mascota en casa implica convivir constantemente con ella y por lo tanto, compartir gérmenes, por eso es necesario cuidar su higiene en la medida de lo posible. Todos sabemos que los gatos no son amantes del agua, por lo que podemos usar otras medidas un tanto menos intrusivas para bañarlos y mantenerlos aseados.

1.Cepillarlo

Para prevenir la formación de bolas de pelo y eliminar pelaje y suciedad es importante cepillar a los gatos con cepillos especiales. No supondría exactamente una alternativa al baño del gato pero previene mayor suciedad y acumulación de pelo. Esto puede retrasar el momento del baño.

2.Champú seco

Se trata de un champú en forma de espuma que se elimina con el cepillado y no necesita agua. Podrás encontrarlo en cualquier tienda de animales, siempre consultando a un experto sobre qué tipo le conviene más a tu gato.

3.Toallitas especiales

Son unas toallitas especiales, similares a  las toallitas de bebes que poseen componentes especiales para la limpieza del gato. No necesitarás agua y tan solo tienes que tener un poco de paciencia para limpiar a fondo al felino. Muy útiles si tu gato no es aficionado a los baños.

La bañera puede ser su mayor enemigo (Pixabay)

La bañera puede ser su mayor enemigo (Pixabay)

Dependiendo del tipo de pelo o de la situación te va a convenir más una cosa u otra pero todas son alternativas igual de válidas al temido baño gatuno. Recuerda siempre elogiar y mimar a tu gato a que no es una experiencia de su agrado la mayoría de veces, dale confianza y verás como pronto se acostumbrara a estas alternativas al baño. Y ¡quién sabe!… quizá un día de estos te deja meterlo en la ducha.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.