4 enfermedades urinarias de los gatos y como paliarlas

29 Agosto, 2017 - Julieta Areco Iglesias

facebook whatsapp

La salud urinaria de un gato puede ser un gran problema, de hecho puede llegar a ser hasta mortal para el felino. Los síntomas van desde la incapacidad para orinar o expresión de dolor en tu mascota, acuda al veterinario inmediatamente. Estas infecciones pueden ser muy dolorosas y podrían llegar a ser mortales.

Enfermedades gatos (Istock)

Enfermedades gatos (Istock)

Hay diferentes tipos:

Cistitis idiopática

Esta dolencia produce una inflamación en la vejiga lo cual hace que se filtren proteínas y sangre en la orina hasta llegar a bloquear la uretra en machos. En este caso lo primero que tiene que hacer el veterinario es desobstruir la uretra y ponerle un cateter para que empiece a expulsar líquido otra vez. Si está muy avanzada posiblemente tenga que quedarse varios días en el hospital y ser alimentado y medicado de manera intravenosa.

Como dueño puede intentar aliviar el dolor con lo que te de el veterinario y darle también medicamentos para prevenir las obstrucciones. También puedes darle comida líquida en lugar de seca para que sea más fácil para el gato digerirla y expulsarla.

El estrés puede empeorara la enfermedad por lo que es importante mantener al gato relajado.

Cálculos en la vejiga

Las piedras en la vejiga no son solo un problema humano, puede ocurrir en los gatos y ocasionarles una obstrucción de uretra. Como comentamos en el punto anterior, el veterinario la desobstruirá  bien mediante medicamentos o con una operación. Para eliminar los cálculos a veces tienen que operar y otras veces bastará con cambiar la alimentación.

Infección bacteriana del tracto urinario

En el caso de gatos con problemas de diabetes o deficiencias renales puede ocurrir que se dé este tipo de infección, aunque suele ser menos frecuente.

Anomalías anatómicas

Algunos gatos pueden nacer con algún problema en el tracto urinario o desarrollarlo cn el tiempo, en este caso, al tratarse de una anomalía lo más probable es que se tenga que operar.

 

Todos estos problemas pueden ser muy perjudiciales para nuestra mascotas por eso hay que prestar mucha atención para prevenir situaciones peores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.