Pros y contras de desparasitar a tu mascota

8 Agosto, 2017 - Julieta Areco Iglesias

facebook whatsapp

Los parásitos son seres que viven a costa de otro ser, en este caso el ser del que viven es nuestra mascota. Los parásitos se alimentan de los que come nuestra mascota y viven de su cuerpo. Podemos clasificarlos en parásitos internos o parásitos externos. Por ello surge la necesidad de desparasitar a nuestras mascotas.

Estos parásitos pueden afectar de diversas formas  nuestras mascotas y, en ocasiones, hasta podría afectarnos también a nosotros.

¿Cómo afectan los parásitos a nuestra mascota?

Hay que tener mucho cuidado con las garrapatas (Pixabay)

Hay que tener mucho cuidado con las garrapatas (Pixabay)

Pueden ocasionar problemas directamente sobre el organismo de nuestra mascota, que se manifiestan en vómitos, diarrea o adelgazamiento, en el caso de los internos. En el caso de los externos, provocan picores y enrojecimiento, también pueden provocar anemia al succionar la sangre.

También pueden transmitir otras enfermedades que, a su vez, podrían pasar a los dueños.

Por otra parte podría afectar en la inmunización a las vacunas al volverse resistentes. También hay que tener en cuenta que hay parásitos que pueden transmitirse tanto a las mascotas como a los humanos, lo que podría ocasionar muchos problemas especialmente en personas con salud delicada.

¿Qué beneficios tiene la desparacitación de mascotas?

En general, los beneficios son muchos ya que evitaría el peligro de contagio de enfermedades y de debilitación de nuestras mascotas, no solo es bueno para ellas sino que también evita contagio para sus dueños.

Todos los centros veterinarios tienen protocolos de desparacitación recomendados que pueden explicarte en tu consulta. Tenemos que tener en cuenta el espectro de los medicamentos para desparasitar, ya que cuanto mayor sea más parásitos evitamos. También, tenemos que asegurarnos que las sustancias no sean nocivas para nuestra mascota y que no le cause efectos secundarios. También tenemos que buscar que sea de fácil administración y que no tenga mal sabor, puesto que así el proceso será mucho más sencillo.

Lo normal es que se haga una vez al mes, aunque, si el animal es adulto esto puede extenderse a más meses.

¿Tiene algún contra?

La respuesta es no. Es cierto que algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios o no ir bien con el perro, pero si tu veterinario te recomienda medicamentos especializados y estás atento a los problemas que puedan surgir, no debería haber ningún problema.

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.