Errores que cometes a la hora de educar a tu mascota

5 Diciembre, 2017 - Maria Aguirre

facebook whatsapp

Hay mascotas como los reptiles que prácticamente no necesitan ser educadas porque, aunque se tengan como mascotas, sus comportamientos siempre van a ser relativamente salvajes ya que no hacen caso de lo que un adulto les propone más allá de algunos hábitos y costumbres que pueden adquirir sobre todo en la alimentación. Sin embargo, otras requieren un trabajo educacional al nivel de casi de los niños, como les ocurre a los gatos y a los perros. Es una tarea dura en la que se suele incurrir en errores comunes como éstos:

No ser constante

Es uno de los fallos más habituales del ser humano al educar a una mascota. Empieza con ganas pero la pereza puede con él y se deja de trabajar de manera constante con el animal, algo que es fundamental en la fase de enseñanza para que adquiera las costumbres que queremos inculcarle.

Castigar

Tenemos el gusto por castigar demasiado al animal cuando lo que se debe hacer es corregir y reforzarle cuando lo haga bien. Olvídate de usar el castigo para educar a un animal.

Hay que ser muy constante en la educación de una mascota (Foto: Gtres)

Hay que ser muy constante en la educación de una mascota (Foto: Gtres)

Desesperarse y culpar al animal

Tanto la inconstancia como el uso del castigo suele llevar consigo un tercer error que es la desesperación. Se tira la toalla demasiado rápido y se suele culpar al animal de no aprender cuando siempre es culpa del ser humano que éste no consiga hacerlo. Paciencia y calma. Premia su esfuerzo y su acierto y corrige sus errores las veces que haga falta de manera estricta pero con buenas formas.

Usar la fuerza

Al pecar de castigar, una de las consecuencias que se producen en muchas ocasiones es el uso de la fuerza. Es uno de los errores más desagradables y feos que una persona dueña de una mascota puede cometer e incluso es denunciable si veis a gente que enseñe así a sus animales. Violencia cero.

Frenar comportamientos de golpe

Los animales no aprenden de golpe ni de manera brusca. Se necesita mucha paciencia para repetirles las cosas y un poco de tiempo para que se vea el progreso. Por eso es importante premiar sus progresos y mantenerte firme en la educación, sin dejarte vencer por la pereza.

Sedentarismo

Hay muchos animales que necesitan moverse para dejar de tener determinados comportamientos, especialmente muchos perros. El sedentarismo es otro error común del ser humano que por egoísmo y pereza no le da a su animal lo que éste necesita.

Alimentar mal

Hay que preocuparse de la alimentación de la mascota desde el primer día que está en casa. Entre otras cosas, además de la salud por supuesto, porque es parte de su educación. Si acostumbras al animal a comer caprichos que no debe, estarás malacostumbrándole y esto tendrá consecuencias negativas.

Falta de cariño

El último de los errores comunes pero que bien podría ser el primero si la lista fuera en orden de importancia. El animal necesita recibir cariño de su dueño, sobre todo cuando lo hace bien. La educación y el cariño deben ir siempre de la mano cuando adquieres una mascota y, aunque parezca mentira, no siempre es así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.