5 consejos para cuidar a tu iguana

14 Julio, 2017 - Maria Aguirre

facebook whatsapp

Por muy amante de los reptiles que uno sea, debe ser consciente y muy responsable de lo que va a hacer antes de adquirir alguno de ellos como mascota. Uno de los favoritos es la iguana común, un animal precioso que requiere de unas condiciones muy concretas para poder sobrevivir en cautividad. Aquí tienes 5 consejos claves para su cuidado:

Alimentación

Las iguanas son animales que necesitan una dieta rica en calcio. Lo necesitan ingerir a diario para que su crecimiento y el desarrollo de su estructura ósea sea óptimo. Simplemente basta con añadir un poco de calcio a las mezclas de hojas y flores que comen habitualmente para que tu iguana esté sana. También pueden tomarlo líquido dentro del agua que beben. Sobre la dieta, es fundamental variarla en la medida de lo posible para que reciban todos los nutrientes que necesitan; eso sí, siempre verduras, hortalizas y frutas, nunca proteína animal. La iguana es una especie herbívora.

Terrario

Una iguana necesita un espacio amplio porque no le gusta estar encerrada. Antes de adquirir una piensa si puedes tener en tu vivienda un terrario de aproximadamente 3 metros. Y no solo tiene que ser grande, sino que debe permitir el control de la temperatura y de la humedad, por lo que es conveniente instalarlo antes de que llegue el animal. Comprueba que tenga ventilación y añade si no la trae una buena estructura de ramas para que la iguana se encuentre en un hábitat cómodo, donde pueda trepar.
La iluminación debe ser ultravioleta y es importante cambiarla cada seis meses o al menos una vez al año porque de los seis meses en adelante la eficacia del fluorescente baja mucho. Esto es importante porque la luz es la que permite que la iguana asimile el calcio.

Consejos de higiene

El sustrato hay que cambiarlo cada dos o tres meses porque la iguana necesita un ambiente limpio, higiénico. Además, pese a que pueda darnos pereza por su tamaño, es fundamental limpiar a fondo el terrario de vez en cuando. Una buena rutina sería hacerlo mínimo cada 6 meses, cuando aprovechemos para cambiar los fluorescentes.

Cuidados médicos

Por muy expertos que nos creamos en animales y por muy bien que veamos a nuestra mascota, las revisiones veterinarias son importantes y necesarias. Hay que chequear por un profesional el estado de salud de la iguana y así controlar si lo estamos haciendo todo bien y si no es así, poder corregir a tiempo lo que no funcione. Si no hay nada fuera de lo normal, basta con una revisión anual, en la que además el veterinario aprovechará para quitar todos los posibles parásitos que el animal haya podido recibir. Más allá de esto, en el día a día, es bueno sacar a pasear un poco a la iguana cada día para que se amanse y no sea muy violenta e incontrolable.

Consejos de seguridad

Las iguanas, como la mayoría de los animales nacidos para vivir en libertad, es un animal territorial. Esto implica que un macho no permitirá la presencia de otro una vez haya alcanzado la madurez sexual. Juntar a dos machos en el mismo terrario es una bomba explosiva. Las peleas incluso hasta la muerte serán inmediatas. Tampoco debes mezclar dos individuos de distinto tamaño porque la ley de la naturaleza se impondrá y el pequeño comerá cada vez menos y se debilitará. No juntarla con otros machos ni animales de distinta edad y cortarle las uñas.

Por último, ten cuidado con tu propia seguridad también. No solo acostúmbrala a vivir en cautividad y a interaccionar contigo sacándola del terrario, sino que también debes vigilar sus uñas, que pueden crecer demasiado y causarte heridas peligrosas.

Teniendo en cuenta estos consejos y siendo responsable con ellos, solo te queda disfrutar de este precioso e imponente animal que puede adaptarse bien como mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.