10 signos que indican que tu mascota está muy mimada

6 Julio, 2017 - Marta Benayas

facebook whatsapp

Cuando tenemos una mascota tendemos a mimarla y a tratarla como si fuese nuestro hijo. Pero, ¿cuándo estamos sobrepasando el límite? Hay una serie de indicadores que pueden ayudarte a ver que en realidad estás malcriando a tu mascota por mucho que te niegues a reconocerlo. ¿Quieres saber de qué se trata? Entonces sigue leyendo… Si coincides en al menos la mitad significa que tienes un pequeño problema

No dejes que tu perro sea un mimado (Foto: iStock)

1. Muerde y ladra a todo el que no seas tú. Ni siquiera deja que la gente se acerque a ti, y ya si hablamos de otros animales ni os contamos,

2. Te exige que le des comida y no para hasta que recibe algo.

3. Invade tu espacio personal hasta límites insospechados. Si tu mascota duerme contigo y tiende a ocupar toda la cama sin dejarte ni un hueco para ti entonces tienes un problema.

4. Tiene más ropa que tú. Quizás te cueste asimilar que lo que tienes es un perro en lugar de un hijo, sabemos que es difícil de entender, pero el primer paso para poder superarlo es aceptarlo.

Tienes que regañar a tu mascota aunque no te guste (Foto: iStock)

5. Gastas cantidades descomunales de dinero al mes en sus ‘caprichos’: ya sean ‘regalitos’ para comer, camas nuevas, ropa…

6. Es muy escrupuloso. Si le da asco bajar al parque, pisar el césped o que otros perros se acerquen a él igual puede que te hayas pasado a la hora de ‘personificar’ a tu mascota.

7. Tiene celos de otras mascotas o niños que haya en casa. Tu mascota está tan mimada que cree que tiene que ser el primero -y en ocasiones el único- en recibir mimos y atenciones en casa.

8. Cada vez que vas a dejarlo sólo en casa monta un espectáculo. Llora, ladra, maulla… ¡Todo vale! Si te encuentras en esta situación… “Houston, tenemos un problema”.

9. Hace pis donde le place. Para él cualquier rincón de la casa sirve.

10. Se creen que son personas. No juegan con sus juguetes, no les gusta relacionarse con otros animales de su especie… ¿Te suena?

¿Cuántas de estas cosas hace tu mascota? ¿Te has convertido en uno de esos dueños que consienten todo?